Novedades

Olga, la agradable visita de cada año

Conoce la historia de Olga

Olga, la agradable visita de cada año

Historias de Pacientes


Olga González nació y siempre vivió en la atractiva Villa Dolores donde, como docente, dictó clases de castellano y literatura en escuelas primarias y secundarias hasta que la jubilación le indicó la hora de descansar.

Esposa de David Arroyo (80) y madre de cuatro mujeres: Silvia, Laura, María Gabriela y María Olga, desde diciembre del 2014 se dializa en el Centro de Enfermedades renales Privado (CER) de aquella pintoresca ciudad.

Dos años antes consultó al doctor Boni en Córdoba, relación que se mantuvo luego en Aterym Alta Gracia, al que elige anualmente dos o tres meses para dializarse “por la eficiencia del servicio, el buen trato del personal y la predisposición para satisfacer mis dudas y consultas”, virtudes que también destaca en el CER, donde se trata habitualmente.

Luego de la prolongada pausa producida por la pandemia, Olga ha retomado la agradable rutina de visitar Alta Gracia (“lugar de una belleza increíble”) y atenderse en Aterym durante su estadía, en una fraternal relación que se sostiene y fortifica en el tiempo.